4 diciembre, 2015

Gastronomía en París, un tesoro que debes descubrir

¿Te apetece algo diferente? ¿Algo realmente parisino? Hoy te hablaremos de la gastronomía en París.

Situado a escasos minutos andando del Arco del Triunfo y a pocos pasos de la Plaza de Ternes, encontramos la Rue Poncelet, un tesoro de la gastronomía en París escondido detrás de edificios de la burguesía del siglo XVII conocido por muy pocos turistas.

Mercado callejero de lo más pintoresco a la vez que elegante, la Rue Poncelet empieza en 10, Avenue des Ternes y acaba en 83, Avenue de Wagram y 1, Rue Rennequin. Si paseas por sus calles podrás ser testigo de lo extraordinario que es y la vida de barrio que se disfruta. Abierto todos los días de las 09:00 hasta las 19:00 – excepto lunes y domingo por la tarde -, sus vecinos cuentan que todo lo que sucede allí es de manera muy diferente a lo que uno experimenta, por ejemplo, en la Plaza de l’Etoile.

A lo largo de la calle podemos encontrar desde los mejores productos franceses  hasta artículos extranjeros importados de Alemania, Austria, Italia o norte de África en un ambiente de lo más acogedor. Si estás interesado en degustar todo tipo de productos gastronómicos, te recomendamos que dediques parte de tu tiempo a visitar algunos de los mejores establecimientos que hay en Rue Poncelet. Este es el plan que te proponemos, ¿nos sigues?

  • Empezamos el paseo haciendo una parada en Les Grands Caves (9, Rue Poncelet). Hermosa donde las haya, esta tienda de vinos te hará sucumbir a la tentación de tomar una buena copa… o varias.
  • La siguiente parada será para degustar exquisitos quesos en Alléosse (13, Rue Poncelet). Con la utilización de métodos tradicionales, este maestro artesano elabora deliciosos quesos azules, chèvres hechos con leche 100% de cabra y muchísimos más.
  • Si aún dispones de un hueco en tu estomago, te invitamos a comer al restaurante Epicurya (10, Rue Poncelet), donde podrás disfrutar de recetas gastronómicas del este. En sus stands podrás tomar desde exquisitos pretzels hasta los tradicionales chucruts alemanes.
  • Si eres un amante de los dulces no puedes marcharte de Rue Poncelet sin hacer una parada en La Patisserie des Rêves (19, Rue Poncelet). Dirigida por el internacionalmente reconocido chef pastelero Philippe Conticini, te hará soñar con la crema de Saint-Honoré y sus bollos de crema de caramelo suave, también olvidar tu dieta.
  • Última parada, para el disfrute de los «cafeteros». Justo al lado del Epicurya encontrarás Brûlerie des Termes (10, Rue Poncelet), un espacio auténtico y de prestigio donde podrás encontrar café de cualquier parte del mundo.

 Sin más, abre tu mente, agudiza tu olfato y tu paladar y disfruta de lo que te ofrece Rue Poncelet.

 Bon appétit!

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

, , , ,

OTROS ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR

Deja un comentario